REQUISITOS PARA OPERAR ACCIONES

“Cien por cierto y más”

REQUISITOS PARA OPERAR ACCIONES

[Por Cristina Hernández Trejo]

En momentos en que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) bajaba hasta 31 mil puntos, elegí para esta columna establecer una charla con una “raza” financiera especial: los operadores de las Mesas de Capitales.

Estos individuos son, entre todos los que tienen que ver con la compra y venta de acciones, los que viven cada jornada con mayor intensidad. Mis dos entrevistados son “héroes” de muchas batallas, y han sobrevivido. Sus consejos pueden servir a cualquier participante de los mercados financieros.

Centros de operaciones

Hace 20 años fui operadora en la Mesa de Capitales. En ese entonces el mercado accionario se operaba de viva voz (auténticamente a gritos), los clientes de mayor volumen eran los inversionistas institucionales extranjeros y buena parte de la labor de la mesa era “cuidar” que las órdenes grandes de clientes o fondos se hicieran en las mejores condiciones posibles. Todas las operaciones eran compras y ventas de acciones en directo, lo que hoy se conoce como el mercado llamado cash.

En estas dos décadas estas mesas han cambiado radicalmente: desapareció el piso de remates y las casas de Bolsa las fortalecieron para que sirvieran de centros de operaciones. La viva voz se sustituyó por un sistema electrónico (Sentra) que permite que las operaciones se hagan en microsegundos, en lugar de los varios minutos de antaño. Los clientes de mayor importancia son ahora las afores, y se opera no sólo el mercado cash, sino también derivados e índices. La evolución del mercado ha permitido que cada casa de Bolsa diseñe su Mesa de Capitales de acuerdo a su estrategia, convirtiéndola en un elemento de diferenciación.

Ejemplos de esta diferenciación pueden ser las mesas donde trabajan nuestros entrevistados: aunque en ambas se concentra la operación accionaria y se hace de todo, una de ella se ha especializado en atender a las afores. Apoyada en instrumentos derivados, genera todo tipo de productos de inversión estructurados para servir la enorme demanda de las administradoras de fondos para el retiro, demanda que no se podría cubrir sólo con cash. Nuestro entrevistado describe la actividad de su mesa como la de un hedge fund, dado que consistentemente genera sofisticadas estrategias para sacar ventaja del mercado.

En el otro caso, la mesa se especializa en servir de enlace entre el mercado y el asesor para darle el mejor soporte posible a sus decisiones. Desde su posición es desde donde se capta el “humor” del mercado, donde se encuentran las noticias que están impactando y donde se “siente” la condición de cada acción. Esta posición también se encarga de ejecutar las órdenes de los clientes “elegibles”, categoría recientemente autorizada que permite a las mesas administrar la operación de las órdenes puestas por clientes institucionales y algunos otros que operan volúmenes importantes.

Las mesas de hoy cuentan además con operadores de posición propia, de arbitrajes, de clientes institucionales y especialistas en un solo instrumento. Forman una unidad de toma de decisiones junto con los analistas técnicos y fundamentales. Son, en una palabra, el centro mismo del conocimiento y del pulso del mercado.

“Estómago” y conocimientos

Para elaborar este texto platiqué con un amigo de muchos años, cuyo nombre debo reservarme, que hoy dirige la operación de cash en la mesa de una de las instituciones financieras más grandes del país. Tiene 27 años trabajando en los mercados (empezó a sus 19). Ha tenido la enorme habilidad de ir absorbiendo los cambios de las últimas décadas y no estancarse en el sistema que aprendió originalmente. El segundo es Gerardo Román, mejor conocido en el medio como “El Santo”. Él inició su carrera a principios de los 90. Supo prever la globalidad de los mercados y enfocó sus esfuerzos a internacionalizarse. Trabajó primero en una firma española de inversiones que vino a operar a México y ahí entendió los requerimientos del inversionista internacional. Luego se fue a trabajar a Nueva York y hace siete años regresó a desarrollar la Mesa de Capitales de Actinver, que está entre las primeras casas de Bolsa del país en términos de valores en custodia.

La experiencia de ambos ha sido básica para desarrollar su intuición sobre el mercado y poder anticipar los momentos adecuados para comprar o vender. Pero las mesas de hoy son equipos de trabajo sofisticados que suman la experiencia técnica (hay doctores en matemáticas y física, por ejemplo) con los conocimientos de los analistas.

El trabajo del operador bursátil exige 100% y un poco más. Inicia a las 5 de la mañana todos los días, escuchando noticias (principalmente en Bloomberg TV, en la versión de paga, para profesionales). Hay que estar en la oficina a las 7 y concentrarse en las pantallas hasta la hora del cierre (15 horas). En la tarde hay que hacer trabajo administrativo y estudiar lo más que se pueda. Los cambios en el mercado obligan a entender cosas nuevas todos los días, así que el autoaprendizaje y la discusión con el equipo de trabajo son prácticas constantes. Si te quedas atrás, puedes pasarla muy mal.

Desde luego que, si la jornada fue mala, se necesita mucha claridad mental para llegar a casa y entender que el mundo no va a acabarse, y hacer mucho ejercicio para liberar al cuerpo de la tensión de un trabajo que exige siete horas diarias de toma de decisiones de riesgo, actuando bajo presión.

Información pura y dura

Desde luego se amanece revisando el cierre de Asia, la jornada en Europa, los futuros de los mercados en Estados Unidos y las noticias del día. Lecturas: editoriales financieras y los documentos de análisis tanto internos como de otras corredurías (aunque hay que elegir, porque no se puede con todo). Así se prevé el sentido de la apertura, y después hay que adaptarse a lo que vaya pasando.

En principio, hay que tener a la mano las gráficas de los mercados y precios líderes (tasas, divisas, índices de commodities), diarias e intradía, y en segundo lugar, las noticias que van saliendo. Hay que agregar gráficos de las principales emisoras y pantallas de brokers extranjeros para ver el comportamiento de sectores y emisoras internacionales.

También hay que hacer una revisión constante del comportamiento de los participantes, de las gráficas intradía, y un rápido análisis del impacto que van teniendo las noticias. El análisis técnico es la base para la toma de decisiones de corto plazo, aunque se hace con los elementos básicos, simplemente para identificar niveles de compra y venta.

En todos los ratos “libres” hay que leer documentos de análisis macro y fundamental. Este conocimiento es el que ayuda a traducir el impacto de las noticias diarias en los precios de emisoras o comportamiento de índices.

Haciendo riqueza

Resulta complicado resumir el conocimiento que estos especialistas tienen sobre el mercado, así que elegí presentar algunas de sus ideas, las que me parecen ineludibles para cualquiera que busque tener éxito en esta difícil tarea de obtener lo mejor de las inversiones.

  1. El mercado se opera fundamentalmente de corto plazo, pero las decisiones siempre deben acompañarse de un análisis de horizonte largo.
  2. Si tienes tiempo limitado para operar, tienes que tener una idea muy clara de las empresas que compres y ser exigente con el precio de entrada. Busca líderes en su ramo, buena administración y endeudamiento sano.
  3. En las grandes caídas puedes tomar posiciones de mayor plazo, que te generen buenos rendimientos, pero es vital revisar las valuaciones.
  4. Para invertir de corto plazo hay que “estar ahí” todo el tiempo.
  5. Cuando una expectativa no se cumple (en tiempo o forma) vende rápido, sin dudar. Aún si debes tomar pérdidas.
  6. Ante un cambio de tendencia, vende.
  7. Cuando un papel se ve muy mal puedes utilizar cortos, para ir cubriendo pérdidas.
  8. Sólo soporta bajas fuertes cuando te quede margen de maniobra en cuanto a tu exposición y estés tranquilo respecto de los papeles en los que estás sentado.
  9. La disciplina es requisito indispensable. Respeta los lineamientos que te impongas, así aprenderás cuáles son efectivos y cuáles no.
  10. Vende cuando llegues a tu objetivo. Puedes perder oportunidades, pero harás dinero todos los días.

Que tengas suerte con tus inversiones en lo que resta del año. Y considera para esta última parte tres talleres que ofreceremos en Financiero Personal (Finanzas Personales, Inversión en Acciones y Análisis Técnico). Busca los datos en: www.financieropersonal.com.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s